Desde que compramos el huerto en 1962 hemos introducido las mejoras de cultivo que permitan mejorar la calidad de nuestros productos. Se han cambiado los sistemas de riego - gota a gota frente el riego a manta - lo que permite, a la vez que el árbol esté mejor regado, ahorrar una cantidad importante de agua (en torno al 30%).Se han eliminado los abonos más agresivos y ahora disponemos de análisis específicos de la composición de la tierra de cada campo, con lo que podemos compensar los elementos concretos de los que cada campo necesita para su correcta evolución.

El Hort de Cola tiene más de 100 años. Inicialmente su creación corresponde al impulso inicial de las pueblos de La Ribera (Carcagente y Alcira) por incorporarse rápidamente a la nueva actividad económica de la naranja. Sus inicios fueron muy tradicionales, los campos se trabajaban con mulos, las cuadras estaban en el propio huerto y el capataz vivía en el propio huerto. Eran bastante autosuficientes, prueba de ello es que todavía existe un pequeño horno para hacer el pan.

No sabemos exactamente la edad de nuestra finca. El registro más antiguo que tenemos de ella es una inscripción en la caseta de aperos en la que pone "A. Talens" y un año que, según se mire, parece "1876" o "1896".

Nuestra familia adquirió el huerto en el año 1.962. Entonces sólo estaba cultivada la parte baja del huerto, la más plana. A base de ir abriendo campos subiendo la pendiente de la montaña, hemos conseguido triplicar la superficie de cultivo, además de crear una finca de gran belleza por sus innumerables campos con muros de piedra.

A la hora de recoger las naranjas, lo hacemos nosotros, a mano, escogiéndolas como si las tuviéramos que comer nosotros. Y de allí, en cajas, a la caseta donde las limpiamos con un trapo, las pesamos, las ponemos en cajas y las subimos al camión que las llevará a su casa directamente.
Sin ningún manipulado.